platanus

Platanus hybrida.

Te saluda el plátano a la más mínima brisa, agitando sus múltiples manos. Sus frutos son graciosas castañas insípidas. Pero no por ello se entristece: su fuerza no está en el fruto, sino en los sinuosos mensajes miméticos de su corteza, que dibuja lobulares figuras en tonos ocres y verdes, simbiosis de la tierra y la clorofila.

Anuncios