imagesQué desgarbada es la acedera. Sin embargo, una decimonónica dignidad la envuelve, como una dama victoriana que se vale por sí misma.

Verticalidad erecta, digna búsqueda del firmamento. Orgullosa que enternece, fiereza vegetal…

Anuncios